Cuando los niños empiezan a crecer, su necesidad de espacio crece con ellos, es por eso que contar con un espacio propio que les permita desarrollarse como individuos a la par de ir coleccionando, ordenando y agrupando sus cosas, es la manera más saludable de impartir una rutina que fomente el orden, la estética y el sentido de pertenencia, todo eso se puede lograr con un espacio muy especial de la casa.

Se trata de los armarios infantiles a medida, una nueva manera de dedicar un esfuerzo en el hogar destino a que los más pequeños empiecen a agrupar sus pertenencias en función de prioridades y rutinas sociales. Los armarios personalizados terminan siendo muy útiles ya que aprovechan espacios que se consideraban muertos en el hogar dándole vida y función. Tener alguno de estos armarios en casa para los niños es una decisión muy acertada.

El poder de los armarios infantiles a medida

A medida que los niños van desarrollando sus personalidades, también lo hacen con todo lo que usan. La ropa, juguetes, zapatos, objetos de uso escolar o deportivo, todo, empezará a ser parte de lo que ellos van agrupando como su patrimonio, lo que usan, lo que sienten propio. Es por eso que los armarios infantiles a medida son una decisión acertada para cada padre, pues van fomentando un sentido de pertenencia y valoración por lo propio.

Los niños empiezan a desarrollar gustos y necesidades, justo después de la etapa inicial cuando son los padres los que garantizan que se alimente, vista o duerma. Cuando esa etapa está sucediendo, son los propios padres los que se encargan de ordenar cada elemento, pero justo al crecer, son los niños los que quieren tener esa decisión en las manos, es por eso que los armarios infantiles a medida le dan la sensación de que ya van dejando una etapa atrás.

Lo primordial a la hora de escoger los armarios infantiles a medida

No solo será el material, que debe ser duradero y amigable, sino que además permitan aprovechar los espacios. Los armarios infantiles a medida nacen de la necesidad de darle vida a espacios que se consideraban para otro uso. Sucede con frecuencia que los cuartos para bebés no incluyen un armario y cuando el niño crece es cuando se percatan de esa necesidad. Es por eso que lo primero que debe conocerse es el espacio final.

Una vez que se logre determinar el espacio, lo siguiente es determinar la funcionalidad. Pensar en el futuro es la mejor decisión y es por eso que los padres no deben dejarse llevar por el presente a la hora de diseñar los armarios infantiles a medida. La prioridad es la funcionalidad, para ello deben proyectarse las necesidades reales del niño o niña que dará uso al armario, en función a eso determinar la composición de espacios y compartimientos.

Una vez conocido el espacio y las necesidades, la fase final radica en escoger materiales, texturas y acabados, para eso, en esta primera etapa, se recomiendan materiales combinables con un diseño de interior propicio para la edad de los niños. Así como acabados resistentes, ya que la rutina de los niños garantiza una alta rotación donde será la durabilidad la prueba de que se escogieron los materiales correctos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Mas información

ACEPTAR
Aviso de cookies